Bienestar sexual

Entendiendo las restricciones de Facebook sobre el contenido de bienestar sexual

Probablemente es un eufemismo decir que Facebook está constantemente envuelto en controversias. En los últimos años, Facebook (y otras plataformas de redes sociales) han recibido considerables críticas sobre sus políticas publicitarias, sus restricciones en el contenido de bienestar sexual y específicamente el contenido de bienestar sexual orientado a la mujer.

En los últimos años y cada vez más, marcas centradas en la educación sexual y el bienestar sexual femenino han descubierto que sus anuncios están prohibidos, mientras que a los anuncios mucho más explícitos, centrados en el hombre, se les da rienda suelta. Las marcas que promueven productos de bienestar para la mujer han tenido que hacer equilibrios en una delicada cuerda floja: informar a los espectadores sobre sus productos mediante insinuaciones cada vez más vagas, tratando de evitar la censura. En la mayoría de los casos, eso no es suficiente.

Por supuesto, la aplicación de esas políticas y restricciones nunca es coherente, principalmente porque las políticas están redactadas de manera tan vaga que el peso final de la interpretación recae en un grupo variado de individuos. Aunque se supone que la publicidad digital es justa y transaccional, los nuevos patrones de publicidad en las redes sociales han demostrado que está plagado de los prejuicios del mundo real y que moldean la sociedad de manera perjudicial.

¿Qué establecen las políticas de publicidad de Facebook?

"Los anuncios no deben promover la venta o el uso de productos o servicios para adultos, a menos que promuevan la planificación familiar y la anticoncepción. Los anuncios de anticonceptivos deben centrarse en las características anticonceptivas del producto y no en el placer sexual o la mejora sexual, y deben estar dirigidos a personas de 18 años o más".

Esa es una cita directa de Las políticas de publicidad de Facebook. La política tiene tres puntos principales:

  • La publicidad de productos y servicios para adultos sólo se permite con fines de planificación familiar y anticonceptivos.
  • La publicidad de productos y servicios para adultos NO está permitida con fines de mejora sexual o de placer.
  • Todos los anuncios de productos y servicios para adultos deben estar dirigidos a personas mayores de 18 años.

Claramente, Facebook no introduce abiertamente los prejuicios de género en sus políticas. Eso sería demasiado simple. Sin embargo, Facebook no ha definido claramente lo que significa "placer sexual o mejora sexual". A primera vista, puedes pensar que es lo suficientemente claro, pero está lejos de serlo en la práctica.

Facebook frecuentemente censura el contenido que incluye el término anatómico "vagina" o incluso condiciones médicas asociadas con los genitales femeninos, como "menopausia". Facebook también censura el contenido y las imágenes que muestran cuerpos femeninos bajo una luz médica o anatómica. Al no definir lo que "placer sexual o mejora sexual" significa, Facebook deja esencialmente la tarea de interpretación a las personas encargadas de marcar y bloquear el contenido.

Entonces, la pregunta no essi la política de Facebookes justa e imparcial. La verdadera pregunta es si la implementación de las política de Facebookestán sesgadas. ¿Son los productos para el bienestar femenino penalizados y censurados con mayor frecuencia que los destinados a los hombres? Además, también se puede preguntar por qué se prohíben o censuran los productos de bienestar sexual en general.

Facebook tiene una turbia historia de sesgos en la implementación de su política publicitaria.

Una rápida búsqueda en Google revela que varias marcas enfocadas en el bienestar sexual femenino, y sólo el bienestar femenino en general, han tenido su contenido censurado por Facebook. Estrella Jaramillo, una reputada defensora de la salud de la mujer, sacó a relucir un buen punto sobre Forbes: "Cuando se trata del cuerpo femenino, parece haber confusión al definir lo que constituye la salud sexual en oposición al placer."

Este es el meollo de los prejuicios que se derivan de las vagas directrices de la política de Facebook sobre el contenido de bienestar sexual. Las marcas de bienestar sexual están en el punto de mira constantemente y retiradas de Facebook. Pero los medicamentos para la disfunción eréctil tienen rienda suelta sin ninguna limitación. Dado que ambos productos están orientados a la satisfacción sexual, cualquiera puede preguntarse por qué uno está permitido y el otro no.

Hay quien puede argumentar que los medicamentos para la disfunción eréctil son una preocupación de salud general en lugar de una preocupación de bienestar sexual. Estamos de acuerdo. Pero entonces, ¿por qué Facebook también bloquea los anuncios de tratamientos para la sequedad vaginal orientado a las mujeres que están pasando por la menopausia. ¿No se considera eso una preocupación general de salud y bienestar? ¿Está Facebook sugiriendo que los tratamientos para la sequedad vaginal promueven "placer sexual"? Podrían, pero de nuevo, ¿los medicamentos para la disfunción eréctil son para el placer sexual? - ¿por qué no secensuraron también?

Debemos señalar que este artículo no sugiere de ninguna manera que los anuncios de disfunción eréctil deban ser bloqueados. Es una preocupación de salud y debe ser tratada como tal. Pero también los tratamientos de sequedad vaginal y los juguetes sexuales centrados en la mujer en general.

Los prejuicios no terminan con productos de bienestar sexual. Los prejuicios están arraigados en cómo Facebook y sus políticas vagamente formuladas crean un ambiente en el que la sexualidad femenina sólo es permisible cuando se expresa a través de la mirada masculina y no de forma independiente. ¿Suena eso como una exageración?

Ten en cuenta lo siguiente. Playboy tiene permitido mostrar regularmente a mujeres en varias etapas de desnudez en gran parte dirigida a un público masculino. Mientras tanto, el Proyecto Cicatriz, un proyecto que destaca a las mujeres que se han sometido a mastectomías debido al cáncer de mama, ha sido rutinariamente censurado por Facebook hasta que una petición ganó más de 21.000 firmas.

¿Cuál es la solución?

Ciertamente notenemos todas las soluciones. Pero es importante ser consciente de los prejuicios de género que existen en Facebooky llamarles la atención cuando toman decisiones problemáticas. Es importante actualizar las políticas para ser más específicos, eliminando la posibilidad de bases en las interpretaciones. Las personas responsables de marcar el contenido en Facebook también deben ser sensibilizadas sobre la sexualidad femenina para evitar que sus inherentes prejuicios se cuelen en sus decisiones.

Citando a  Melissa Maldonado-Salcedo profesora de estudios de género y sexualidad en la Escuela de Ingenería de Tandon de Universidad de Nueva York "Los reglamentos tienen que ser aplicados de manera consistente. Las restricciones tienen que tener sentido y no favorecer el placer de un génerosobre el otro. Tenemos que llegar a una clara distinción entre "obsceno" y cuidado personal. En la actualidad, esto no existe para las mujeres. 

Sin embargo, esas son soluciones a largo plazo. Mientras tanto, las marcas de bienestar sexual femenino tienen que arreglárselas dentro de este turbio entorno, usando medios cada vez más creativos  promocionando sus productos sin provocar la censura. Algunos superan la censura por medio del humor, otros juegan con el ángulo médico, y algunos participan en peticiones y esperan ganar suficiente apoyo para hacer que sus anuncios eviten la censura.

Mientras tanto, como las marcas de bienestar sexual femenino tienen que realizar complejas acrobacias para evitar la censura, los productos de bienestar sexual masculino pueden pasar sin problemas.

Sobre el autor
Ellie Cooper
Ellie es una escritora independiente y entusiasta del placer. Se siente muy cómoda hablando de vaginas, escalando montañas y comiendo comida picante, pero no aparcar en paralelo. Vive con un gato muy rechoncho llamado Charles, al que le gusta que le gusta participar en el proceso de escritura durmiendo sobre su teclado. teclado.
Más
Siguiente artículo
Entendiendo las restricciones de Youtube sobre el contenido de bienestar sexual